Érase un vez un fotógrafo con canas

Actualizado: 16 de jul de 2020

Érase un vez un fotógrafo con canas que empezó a hacer lo que de verdad le gustaba y decidió pensar primero en él mismo que en los demás.

No les pasa que muchas veces ven un video de algo, o escuchan una conferencia, o simplemente tienen una conversación con alguien y se inspiran a hacer algo completamente nuevo, fuera de su zona de comfort?

Antes de explicarles a qué me refiero, y contarles cómo ahora hago videos, hago fotos, viajo por el mundo y tengo un emprendimiento digital, quiero contarles cómo empezó todo.


Haz una pausa, ve por un café y vuelve, porque si consideras que hablo bastante y rápido, cuando escribo empiezo a darle rienda suelta a todo lo que se me pasa por la cabeza.

Bueno, el año era 2016, tenía un trabajo que pagaba bien, pero no hacía nada súper interesante, a mediados del 2016 empecé a consumir youtube, gracias a una exnovia que siempre en las noches veía episodios de su YouTuber favorita, bueno, de hecho eran dos, lo cómico es que viendo que muchas veces el contenido era vacío, era fascinante el formato de vlog, uno como chismoso siempre quería saber qué pasaba con su vida.


Cuando en mi oficina empecé a tener más tiempo libre, debido a que automaticé tanto mi trabajo que prácticamente tenía medio día sin hacer nada, empecé a navegar youtube y ahí me encontré con una cantidad de contenido demasiado interesante.

Al pasar de los meses empecé a descubrir que prácticamente había youtube para todo lo que yo quisiera buscar, sin darme cuenta estaba siendo parte de un segmento de mercado y aprendía a las malas que si uno hace buen contenido el público va a llegar siempre que tengas siempre claro el nicho, ahí fue cuando descubrí que había gente que hacía vlogs con una calidad absurda, fue cuando conocí a Casey Neistat (si hablas inglés, te recomiendo a ojo cerrado que vayas a sus videos del 2016-2017 y te deleites con las películas cortas que son sus videos).

Para ese entonces no tenía ni idea que hoy 9 de mayo en el 2019 iba a estar de productor audiovisual y de contenido contenido para 3 canales de youtube (el mío, el de mi novia y el de los dos) y que además iba a estar de nómada digital viajando por el mundo con solamente equipaje de mano, pero espérense un tris, todavía me falta llenar todo el vacío de qué pasó en el 2017 y lo que va del 2019.

Qué pasó con Casey y por qué lo menciono? Pues resulta que, igual que para mucha gente, Casey me inculcó esa semilla de querer contar una historia, no tanto de hacer contenido cool con timelapses y el b-roll (más de eso a detalle más tarde, pero en palabras coloquiales, es hacer ver muy bonito un video con una cantidad de escenas que alimentan la historia), si no de contar historias de mi vida de una forma peculiar y real.

En el 2017 terminé una relación de 3 años y me enfoqué en hacer solamente cosas que me hacían feliz A MI, iba al trabajo, volvía a la casa, jugaba playstation….bueno también comía mucho :). Pero el ser sedentario me empezó a pasar factura con cuestiones de obesidad, empecé a ir al gimnasio en Julio del 2017 y mi rutina se volvió: gimnasio, trabajo, casa a jugar playstation.

En mis tiempos libres en el trabajo seguía consumiendo Youtube y fue para finales del 2017 que descubrí a Peter Mckinnon (mismo consejo de Casey, si sabes inglés y quieres aprender, dale click a su nombre), empecé a aprender sobre fotografía y video sin aún usar una cámara DSLR, empecé a usar mi celular y a hacer videos simplemente documentando mi vida y quería dar un mensaje, no tenía claro a quién iba a ir el mensaje, pero me gustaba la idea de documentar mi vida.

Para principios del 2018 empecé a consumir el contenido de Gary Vaynerchuk y cambió mi vida de una forma que no puedo describir en un primer blog.

Quería contarles un poco de cómo empezó todo este viaje y les contaré cada vez más, con más detalle, todo lo que me ha ocurrido, lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo que me ha pasado desde entonces.

Nos vemos en la próxima….chaaaauuuuuu.

210 vistas0 comentarios